El Internet cuántico puede ser el futuro, no sólo ciencia ficción

Bill Gates, cuántica

Hoy en día, Internet nos resulta muy familiar. Existe desde hace tiempo, pero ¿qué hay de la Internet cuántica? La actual Internet se considera una tecnología revolucionaria que ha hecho desaparecer las máquinas de escribir y ha convertido a los ordenadores personales en la corriente principal. ¿Existe la posibilidad de que la red, tal y como la conocemos, siga avanzando en su evolución? Ya existe el blockchain en el mundo que se considera el futuro de esta red, pero hay otra posibilidad. El internet cuántico. Veamos por qué la cuántica podría ser el futuro y lo que podría aportar.

¿Qué es la Internet cuántica?

La Internet cuántica funciona de forma algo diferente a la Internet clásica que conocemos ahora. Funciona sobre la base del entrelazamiento, que es una extraña propiedad mecánica cuántica. Gracias a esta propiedad, los científicos quieren conseguir conexiones instantáneas y fiables a larga distancia. Las posibilidades de las redes cuánticas son enormes, desde el ajuste fino de los relojes, pasando por las redes más seguras, hasta la capacidad de rastrear sistemas estelares distantes. Pero hasta que no se disponga de esta tecnología, no se aprovechará todo el potencial de los qubits.

¿Estará disponible el Internet cuántico?

La mayoría hemos oído hablar de los ordenadores y chips cuánticos. Están haciendo que la Internet cuántica vuelva a ser el centro de atención. Pero para dar vida a este tipo de ordenadores y redes, tendremos que conectar unos cuantos nodos y empezar a hacer pruebas. Las primeras piezas de la tecnología cuántica ya están en marcha, pero todavía hace falta mucha investigación antes de que podamos ver la posibilidad de usarlas a diario como usamos hoy los ordenadores e Internet.

Qubits y criptomonedas

Esta idea también lleva a mucha gente a preguntarse cómo podría funcionar esta tecnología con las criptomonedas. Sin duda, podría ayudar a asegurar las transacciones y a encriptar mejor no sólo las criptomonedas, sino también otros programas que, al menos durante un tiempo, podrían ser inhackeables. También podríamos ver muchas más aplicaciones de este tipo de Internet en el futuro.

Fuente: sciencemag.org

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *